Wesak, el tiempo de recibir bendiciones

El próximo domingo 29 de abril es el momento más espiritual del año para millones de personas. Se lo conoce también como el Festival de la Luz o el Festival de Buda.

 

La luna llena de Tauro es considerada como el más importante de los plenilunios. Ese día, la Tierra y los seres de buena voluntad, tenemos a disposición y a demanda, energía de sabiduría y luz, para avanzar en nuestro camino.

No es necesario ser practicante del budismo como no hace falta ser devoto del cristianismo para recibir las bendiciones del espíritu de la Navidad que desciende cada 24 de diciembre. La energía se hace presente para todos los que estemos dispuestos a recibirla y a hacer algo con lo que se nos es concedido.

En este tiempo sagrado, Buda y Cristo hermanados se acercan a la Tierra para ofrecer sus dones a la humanidad. A través de Buda, se derrama la Sabiduría de Dios. A través del Cristo, se manifiesta el Amor.

 

En palabras de Alice Bailey, “Wesak une el este y el oeste,
Buda y Cristo, Shamballa y la Jerarquía,
el propósito y el amor.”

¿Qué es Wesak?

Wesak es un día de meditación, en el que millones de personas de todas las religiones y tradiciones se unen en oración y hacen rituales para ayudar a que la energía que llega a la Tierra sea esparcida y anclada. Ser parte de este día es un enorme servicio a la evolución de la humanidad.

Alrededor del mundo, se elevan plegarias y se ofrendan alimentos, flores y velas.
Algunos también participan de una ritual de limpieza donde se lavan los hombros y la espalda de Buda.
En la Argentina, el baño de Buda se realiza todos los años en el Barrio Chino de Buenos Aires, organizado por el Monasterio Budista Fo Guang Shan.

Algunas personas realizan el festejo de la luna llena en Tauro meditando en sus casas. Otras se unen en grupo para potenciar la energía.

Este año, en el Centro Antarctica, hay una convocatoria de entrada libre y gratuita. Para quienes no pueden ir en persona, se puede estar conectado de forma on line.

Otros, aprovechando que ese domingo es parte de un fin de semana largo, viajan a Córdoba donde se realiza otro de los retiros de Wesak.

La maestra que convoca a este retiro se llama Ana María Frallicciardi y define esta luna llena así: “la ceremonia de Wesak es la construcción de un puente dorado de comunicación entre la materia y el espíritu, entre la Jerarquía Espiritual y la humanidad. Esta es la importancia del evento cósmico y de aprovechar al máximo nuestro poder para plasmar en el mundo físico las metas espirituales”.

En el Tíbet

En el Valle de Wesak, custodiado por los Himalayas, peregrinos de la luz, maestros, iniciados y discípulos concurren de todas partes del mundo para presenciar la “bajada” del Buda a la Tierra. Ellos también tienen misión de replicarla alrededor del mundo y ayudar a la purificación de los seres.

Es una ceremonia sagrada que se ha realizado por cientos de años.

También en esta fecha, muchos recitan La Gran invocación ( oración maravillosa si las hay!)

 

¿Por qué se hace en la luna llena de Tauro?

Siddartha Gautama, quién después de iluminarse fue reconocido como Buda, nació, se iluminó y murió en la luna llena de tauro. En su estado de iluminación, se comprometió a “bajar” cada año, en esta fecha, para derramar sobre nosotros los dones a los que él había accedido. En Wesak, no sólo la energía de Iluminación búdica se hace presente. También es parte de este día la energía crística del amor.

 

“Año tras año Él vuelve para bendecirnos; año tras año, él y su gran hermano,
El Cristo, trabajan en la más estrecha colaboración
para el beneficio espiritual de la humanidad”
Alice Bailey

 

Días antes del plenilunio de Tauro, podemos prepararnos para este acontecimiento. ¿De qué manera?

Meditando individualmente o en grupo

-Realizando cualquier técnica que nos ayude a estar en nuestro centro

-Haciendo limpiezas energéticas y purificaciones en nuestra casa y en nuestros cuerpos (negatividades, falsos egos, miedos ya sanados, falsas dependencias, etc)

-Ofreciendo servicio a otros

-Recitando la Gran Invocación

Esta energía está disponible para todos.
Cuantas más personas sean las que se sumen, mayor será la expansión de la energía entregada al cambio de conciencia, que es tan necesario.

“Esfuércense por hacer de Wesak un Festival universal, que sea reconocido como de valor para todos los credos. En este Festival, dos guías divinos, de Oriente y Occidente, colaboran juntos y trabajan en la más estrecha unión espiritual; el Cristo y el Buda emplean este Festival cada año como punto de inspiración para el trabajo del año próximo. Traten de hacer lo mismo. Entonces, las energías espirituales estarán excepcionalmente disponibles”

Djwhal Khul, maestro tibetano

 

 

Natalia Carcavallo
www.wetoker.com

Comentarios cerrados.