Vida Intrauterina

Esta Nueva Humanidad ya está con nosotros desde hace unos años.
¿Saben quiénes son esta Nueva Humanidad? Pues… ¡nuestros niños!
Esta Nueva Humanidad ya está con nosotros desde hace unos años.
¿Saben quiénes son esta Nueva Humanidad? Pues… ¡nuestros niños!

Desde mediados de los años ‘70, autores como Frederick Leboyer publicaron libros como “Birth Without Violence”- “Nacimiento sin Violencia” (Rochester, VT: Healing Arts 1975/1996) orientando a las gestantes en el momento de parto. En las décadas de los ‘70 y ‘80 se intensifica la investigación de la vida Intrauterina. Algunos de los autores precursores en ello son los doctores Thomas Verny y John Kelley, con su libro “La vida secreta del niño antes de nacer”, Ed. Urano (1981/1986).

El feto escucha y siente

Se hicieron estudios con las gestantes para comprobar si el feto escuchaba, percibía la luz, sentía los sabores, era sensible a los estímulos táctiles (7a semana) y percibía en general lo que la madre vivenciaba. Y, sí, efectivamente se comprobó que según la etapa gestacional, el feto podía oír y sentir los gustos (14 semanas), reaccionar a la luz (28 semanas), etc.. Esto dio pie para tomar conciencia de ello y se empezó a preparar a las gestantes con cursos de psicoprofilaxis los cuales siguen ofreciéndose y que son de gran valor y utilidad para el buen desempeño de la gestante en el parto.

Lo más resaltante es que se ha evidenciado que el feto siente y percibe los sentimientos de la madre. Imagínense entonces cuán importante son nuestros pensamientos y sentimientos, más aún en la gestación.

Factores de riesgo

Durante la gestación deben de tomarse en cuenta los factores de riesgo. Entre éstos, uno de los más relevantes es el estrés.

En la actualidad somos muchas las madres que trabajamos estando expuestas a tensiones ocasionadas por razones que varían desde la índole personal hasta lo económico. Esto genera estrés. El embarazo es un acontecimiento que a veces llega a nuestra vida sorpresivamente y el aceptarlo es un proceso, esto también nos genera estrés.

Los efectos del estrés en la gestante son poco difundidos a pesar de ser tan importante el tomar conciencia de ellos para revertir los efectos. La hormona cuyos niveles de segregación se elevan con el estrés, se llama Cortisol y ésta produce un quiebre en el equilibrio emocional de la gestante, afectando principalmente el desarrollo del Sistema Nervioso Central (SNC).

La Hormona del Amor

Sabes qué se produjo en tí a nivel orgánico, la hormona V. I. P. (Péptido Intestinal vaso activo) que se libera en actos de amor. La hormona del Amor regula todo el cuerpo, mejorando: el sistema inmunológico, el flujo sanguíneo, el sistema cardíaco, la psiquis de la gestante.

Estos factores favorecerán el desarrollo de un óptimo Sistema Nervioso Central .

Hemos experimentado sentir bienestar y ya sabemos que estados como estos te benefician a ti, a tu pareja y sobretodo a tu bebé.

Te preguntarás: ¿pero cómo hago para estar tranquila a pesar de todo?

Lo experimentaste, recuerdas; sólo desacelera, para … y revive en tu mente y sentimientos un momento de amor.

En estos tiempos hay una gran corriente de personas, cada vez más, que dan importancia al Ser Humano en su aspecto holístico, al Ser Integral: cuerpo, mente y espíritu. Y el Ser Humano es tal desde su concepción. Y así es! Ya te habrás dado cuenta cuán importante son estos nueve meses ¿verdad?

En la vida Diaria

Se recomienda estar en contacto con la Naturaleza y llevar una buena alimentación, como también un control médico. Dialoga mucho con tu pareja y cuéntale lo que haces con tu bebé para que él también lo haga.

Los beneficios del manejo del estrés, y su factible eliminación en la gestante por medio del método holístico-integral (cuerpo, mente, espíritu) también redunda en la mejor formación del Sistema Nervioso Central y también del cerebro, incluyendo evidentemente el cuerpo calloso y por ende la mejor interacción entre los hemisferios cerebrales, formándose, desde la gestación, a niños en armonía y con un alto potencial de aprendizaje y desarrollo en todas sus áreas.

Sin estrés

Utilizando distintas herramientas integrales-holísticas es posible, como madres gestantes, lograr la armonía y la tranquilidad, eliminando el estrés. Al manejar el estrés, creamos un ambiente de tranquilidad para nuestro bebé, nosotras y nuestra pareja. Esta armonización se verá reflejada en un bebé con un desarrollo óptimo, con una pareja integrada a las nuevas condiciones y con una tranquilidad interna contigo misma.

Tu embarazo llevado de la manera explicada será un aporte para la formación de un Ser Integral y para un mundo mejor.

Por Susana Rodríguez Liendo
Lima, Perú.

0 comentarios

  1. Buenas tardes, os ha dicho alguien que vuestro blog puede ser adictivo ? estoy preocupada, desde que os recibo no puedo parar de mirar todas vuestras sugerencias y estoy muy feliz cuando recibo uno más, sois lo mejor en español, me encata vuestra presentación y el curre que hay detrás. Un beso y abrazos, MUCHAS GRACIAS POR VUESTRO TRABAJO, nos alegrais la vida.

    Saludos

Deja un comentario