La Rueda del Año: Equinoccio de Primavera / Otoño

 La Rueda del Año: Equinoccio de Primavera (Ostara), Hemisferio Sur, 

Imagen: “Diosa de la Primavera”, (Spring-Goddess) de Ronnie Biccard

La Madre sol y la Abuela Luna, se mueven en ciclos eternos de Nacimiento,  Vida,  Muerte y Renacimiento.
Nos acompañan danzando en el Cielo…. así la Rueda del Año sigue su curso, trayéndonos  el Equinoccio de Primavera (1), para dar gracias por las cosas que tenemos, los dones recibidos….para dedicar un tiempo para reflexionar sobre el Equilibrio dentro de nuestra propia vida, honrando tanto a la Oscuridad y como a la Luz.
Y cuando hablamos de esto, sabemos que a muchos de nosotros, todavía nos asusta esa palabra.
Durante siglos, ha sido demonizada y reservada para designar todo lo malo que existe en nosotros y en nuestra realidad. Así, separándonos de todo eso, creímos ingenuamente “separarnos” de todo lo que no nos gusta y rechazamos. Percibir la sombra es como mirarse en un espejo que nos muestra los recovecos de nuestro inconsciente personal, y, por lo tanto, aceptar la sombra es aceptar el “ser inferior” que habita en nuestro interior (2).
Aceptar eso implica una pequeña gran muerte. Significa dejar morir una parte de nosotros que ya no es, ya sea porque ha muerto una fantasía, una creencia…algo que ya no debe ser sostenido.
Y luego de estas “muertes”, atravesar el Invierno, para salir de la crisálida como seres diferentes. (3)
Es el momento del año para salir en busca de la Madre Sol, disfrutando de la estación  en la cual se abren los pimpollos. Es el tiempo para ver cómo crecen nuestros proyectos. Para abrirnos al encuentro.
¡Siente tu “¡Sol Interno”, la Diosa en ti! ¡Sal a brillar!

Así como Perséfone, hemos atravesado una vez más la época oscura del año.  De Niña a Reina del Submundo.  Y como Ella, volvemos re-nacidos, en busca de la Madre Sol, disfrutando del momento en que se abren los pimpollos, el momento de ver cómo crecen nuestros proyectos. Rescatando de nuestro interior, esa cualidad “de actuar en el mundo”, de completitud y de brillo.

En mi tradición, el Equinoccio de Primavera se encuentra en la Dirección Este, dónde honramos a la Doncella de Fuego (4), representante de las Fuerzas Regeneradoras . Corresponde a Ostara (Ēostre), en muchas tradiciones paganas. Es la Dirección de las Diosas Solares (5)

Te propongo reflexionar sobre esto y llevar a tu vida la promesa del florecimiento.

 

Para abrirnos al encuentro. ¡Siente tu sol interno, la Diosa en ti! ¡Sal a brillar!

¡Gracias y bendiciones!!!

> leer más o en www.sanaciondelalma.com.ar
Mónica Gobbin


 La Rueda del Año, Equinoccio de Otoño, Mabon, Hemisferio Norte, 

autumngoddess

Imagen de la web: #DonneInArte in #Autunno de Alessandra Coscino

La Rueda del Año sigue su curso…y en el Hemisferio Norte se acerca la celebración del Equinoccio de Otoño (1) .
Momento para dar gracias por las cosas que tenemos, los dones recibidos…para dedicar un tiempo para reflexionar sobre el equilibrio dentro de nuestra propia vida, honrando tanto a la oscuridad y la luz. Momento para meditar sobre la “Segunda Cosecha”, llamada también Mabon por muchas Tradiciones.
Entre los Sabbats, es el segundo de los tres festivales de la cosecha, precedido por Lammas y seguido por Samhain.
Los logros, lo “positivo” y lo que queremos cambiar en nuestras vidas, sobre los “por qué y para qué” de nuestras experiencias y aprendizajes.
La Madre Sol, sigue su Camino hacia el Sur. El día y la noche tienen la misma duración. Pero este equilibrio “aparente” es temporal.
Para los que estan en el Hemisferio Norte, paulatinamente, la luz irá cediendo ante las tinieblas.
Deméter llora por la ausencia de su hija. La vida se ralentizará unos meses para volver con fuerza en la próxima Primavera.
Será el tiempo de reposar y sanar. De soltar…. Es un momento para encontrarte con Ella…
En nuestra Tradición, el Oeste, lugar donde se pone el Sol, está dedicado a la Madre Tierra, la Gran Transmutadora. Nuestro suelo y sostén.
Ella nos guía en este proceso de Sanación…hasta el próximo Equinoccio, para renacer en Primavera…
Te propongo comenzar el camino hacia tu interior, hacia la integridad de tu Alma.
Y desplegar todo tu potencial, tu capacidad de aprendizaje, en el camino hacia una mayor toma de conciencia.
Tomar conciencia de la ciclicidad y aceptarla.
Ten en cuenta la hora local para tus ceremonias o rituales.
¡Gracias y bendiciones!!!

>> leer  más en www.sanaciondelalma.com.ar
Mónica Gobbin

No se admiten más comentarios