Como dejar las benzodiazepinas

Clonazepam Peor Droga del Mundo – 1 Billón de Dólares en Ganancias.

El peor problema de drogadicción y el más extendido en el mundo no es la Heroína, no es el Crack, no es la Metanfetamina (crystal meth), no es la Cocaína, no es la marihuana, ni ninguna otra droga ilegal. Combinando la brutal naturaleza de su adictividad y el tiempo que lleva y lo difícil que es tolerar la abstinencia y su retirada mientras posee clasificación legal, esta categoría de drogas es sin dudas la peor. Dada su situación legal y uso generalizado, las benzodiazepinas silenciosamente destruyen las vidas de millones de personas en todo el mundo.

Dato: El creador de las benzodiazepinas fue Leo Henryk Sternbach, nació el 7 de mayo de 1908 en Opatija, Croacia, en una familia judía, radicándose más tarde en Estados Unidos donde estudió química.

Clonzepam, Clonazepan. (Son lo mismo)

Comúnmente conocidas como tranquilizantes, los efectos de estos medicamentos recetados altamente adictivos son espantosos, por decir poco. Dejar estas drogas puede resultar extraordinariamente difícil, mucho más allá de cualquier descripción. Las benzodiazepinas son peores que la heroína.

Se defienden proclamando que no es un analgésico opiáceo… pero los laboratorios farmacéuticos y médicos están repartiendo prescripciones de Clonazepam como si fueran caramelos, provocando una oleada de abstinencias y retiros infernales, sobredosis y muertes.

Nombres comerciales de este veneno: Rivotril (Roche) en Argentina, Australia, Brasil, Bulgaria, Canadá, Colombia, Costa Rica, Dinamarca, Alemania, Irlanda, Italia, México, Portugal, Sudáfrica y España; Linotril y Clonotril en la India, Corea del Sur y otras partes de Europa; Klonopin (Roche) en los Estados Unidos. Otros nombres: RAVOTRIL, Rivatril, Iktorivil, Clonex, Paxam, Petril, Naze y Kriadex.

En Argentina se comercializa como:

CICLOX • SANDOZ
CLONABAY BAYER • BAYER (BSP)
CLONAGIN • BALIARDA
CLONASEDAN • QUESADA
CLONAX • BETA
CLONAZEPAM CEVALLOS • CEVALLOS
CLONAZEPAM DUNCAN • DUNCAN
CLONAZEPAM MONTE VERDE • MONTE VERDE
CLONAZEPAN NORTHIA • NORTHIA
DIOCAM • ELISIUM
EDICTUM • PHOENIX
FLOZEPAN • LAZAR
INDUZEPAM • FINADIET
LEPTIC • SOUBEIRAN CHOBET
NEURYL • BAGO
PADITEX • FADA PHARMA
RIBOCLER • MONSERRAT
RIVOTRIL • ROCHE
SEDOVANON • CRAVERI
SENSATON • TEMIS-LOSTALO
SOLFIDIN • ASTRAZENECA
TECEPIN • FABOP

El Clonazepam brinda a las grandes farmacéuticas más de $ 1 billón, o $ 1 mil millones al año. Y los médicos cobran premios por recetarlo y mentir descaradamente a sus pacientes sobre la peligrosidad de este fármaco.

Se podría argumentar que la “droga” más peligrosa del mundo es el veneno de una medusa conocida como avispa de mar, cuya picadura puede matar a un ser humano en cuatro minutos y tiene el potencial para matar hasta 100 seres humanos en un ataque. O el cloruro de potasio, que se utiliza para provocar un paros cardíacos y muerte (utilizado en los 38 estados de los EE.UU. donde hay Pena de Muerte). Pero si hablamos de drogas comunes, y medicamentos con receta que matan y además prolongan el sufrimiento por muchos años mientras deterioran al ser humano en cada paso del camino, es difícil superar las benzodiazepinas. Y la más letal de ellas es el Clonazepam.

Rivotril es un nombre comercial del clonazepam, que fue lanzado originalmente al mercado en 1975 como un medicamento para las convulsiones epilépticas. Desde entonces, Rivotril, junto a otros fármacos de esta clase (benzodiazepinas), se convirtieron en la drogas más populares para médicos criminales y laboratorios genocidas que ganan verdaderas fortunas al fabricarlas-recetarlas.

La estrella de Rock-Pop de los setenta Stevie Nicks fue una de las primeras en denunciar los peligros de la adición al clonazepam. En casi todas sus entrevistas, el ex vocalista de Fleetwood Mac dedica un espacio para mencionar que el clonazepam es la peor droga que tomó en su vida. Incluso dijo por Fox que esta droga es culpable de que ella nunca tuvo hijos. “La única cosa que cambiaría [en mi vida] es entrar a la oficina de esa psiquiatra que me recetó Clonazepam. Eso arruinó mi vida durante ocho años”, dijo. “Sólo Dios sabe, tal vez hubiera conocido a alguien durante ese tiempo, tal vez hubiera tenido un bebé.”

El cantante Steven Tyler de Aerosmith, también indicó que las benzodiazepinas fueron la mayor lucha de su vida, y que le costó mucho más dejarlas que a otras drogas como la cocaína.

Una figura reciente, victima de las benzodiazepinas es Heath Ledger, quien protagonizó al Jocker en Batman, The Dark Knight. La prensa obediente a los laboratorios enmascaró su muerte ensuciando al actor y tildándolo de drogadicto.

Los psiquiatras criminales aprovechan la ola de estrés y desordenes de ansiedad provocada por los alimentos transgénicos de Monsanto y las vacunas, para recetar un combo de benzodiazepinas como Valium, Xanax o Rivotril.

Tóxicos de Monsanto en la sangre detectados en Uruguay
Argentinos tienen agro-tóxicos de Monsanto en la sangre

¿Excusas? Violando la ética profesional, la moral, y faltando a la verdad, los médicos prescriben benzodiazepinas como “calmantes”, “pastillas para dormir”, “por ataques de pánico”, “para que los alcohólicos mantengan la sobriedad”, e incluso como “analgésicos”. Hay testimonios de personas que fueron recetadas porque tenían un resfriado. La realidad, es que las benzodiazepinas empeoran un 1000% cualquiera de esas condiciones. Y lo peor de todo es que tarde o temprano el paciente desarrolla tolerancia a la benzodiazepina.

Cuando las personas deciden dejar una benzodiazepina, usualmente por desarrollar alergia al medicamento, efectos opuestos a los buscados, o simplemente sin la más mínima noción de lo que les espera, comienza una pesadilla de síntomas interminables y extraños que dura minimamente 2 años.

La revista US Weekly en el año 2001 ha descrito el Clonazepam como una “droga peligrosa y horrible”, indicando que las retiradas forzosas o “Cold Turkey” de 2 semanas, o aveces 45 días de “desintoxicación” hospitalaria (mal llamadas de “rehabilitación”) son como “abrir la puerta y empujar al paciente al infierno”. Como si fuera poco, dejar la droga en tan poco tiempo luego de un consumo mayor a dos semanas puede inducir la muerte o un protracted withdrawal, lo cual significa 18 meses de tortura mental con síntomas interminables todos los días y a cada hora: Ataques de pánico, dolor muscular extremo, niebla cerebral, convulsiones, alucinaciones, asfixia (como asma), vértigo, mareos, agorafobia, acatisia, benzo-flu (una suerte de gripe inducida por benzos), temblores, ardor, dolor en el pecho, presión en el pecho, y un larguísimo Etc. Es importante mencionar que todos estos síntomas también los sufren aquellas personas que dejan las benzodiazepinas lentamente, mediante una reducción cónica (taper a razón de un 10% mensual partiendo de la dosis inicial) durante todo el proceso.

¿Imaginas intentar toser y no sentir tu pecho? ¿Como si tuviera anestesia? ¿Con los oídos tapados, taquicardia y visión borrosa? Otros han descrito efectos del clonazepan como el disparador de una sensación de euforia, que termina con una horrible ansiedad y parálisis, similar a meter la lengua en un toma corriente, o sentir súbitamente que “el cerebro está en llamas”.

CLONAZEPAN, RIVOTRIL, XANAX
La mafia medica criminal, ¿médicos o bioterroristas?

Las primeras victimas de este veneno fueron alcohólicos y adictos a drogas ilegales. Pero en la actualidad, mediante la utilización de cualquier tipo de mentira, los niños y adolescentes son drogados con benzodiazepinas, al igual que cualquier adulto. En otras palabras, están intoxicando personas saludables. La industria farmacéutica y los médicos inventaron denominaciones para enfermedades falsas, además de convertir etapas naturales de la vida en “enfermedades” que presuntamente necesitan benzodiazepinas.

Por ejemplo: Estrés, Estrés Infantil, Hiperactividad (TDAH), Desorden de Ansiedad, e incluso la menopausia (es utilizada como excusa para prescribir Rivotril, Xanax y otras benzodiazepinas).

Las benzodiazepinas también son recetadas para la depresión, pero en realidad inducen depresión extrema y suicidio

En 1996, Actriz Margaux Hemingway se suicidó con una sobredosis de un cóctel de barbitúricos y benzodiazepinas. Semanas más tarde, el productor de Hollywood Don Simpson (Beverly Hills Cop) también murió de una sobredosis a base de benzos. La modelo de Playboy Anna Nicole Smith, tambien tuvo una sobredosis de clonazepan en 2007. Más tarde, el conocido autor de Los Ángeles, David Foster Wallace, cuyo medico le recetó Clonazepan, salió a su patio trasero una noche de septiembre y se ahorcó con un cinturón de cuero que había clavado a una viga. En 2008, comenzaron a aparecer informes de soldados que regresaban de Irak con “trastorno de estrés post-traumático” que “se estaban muriendo en su sueño”, fueron víctimas de un cóctel psych-med de Rivotril, Paxil (un antidepresivo) y Seroquel, un antipsicótico que es rutinariamente prescrito por los hospitales de VA.

Los científicos independientes no saben con certeza como actúa el Clonazepan (Rivotril)

Excepto que afecta dramáticamente el funcionamiento del cerebro mediante un daño a los receptores GABA. Además indican que el clonazepan reduce la actividad eléctrica del cerebro, pero nadie lo sabe a ciencia cierta. Y esta es la razón por la cual, clonazepam, como todas las benzodiazepinas, son absolutamente impredecibles. En pocas palabras, el cerebro es una estructura demasiado compleja para comprender el accionar de las benzodiazepinas.

“El cerebro humano es un billón de células nerviosas que almacenan patrones eléctricos más numerosos que las moléculas de agua de todos los océanos del mundo”.

El Clonazepam está causando tantos estragos en la gente, porque es altamente adictivo; cualquier persona que lo tome durante más de un par de semanas, desarrolla dependencia. El clonazepan aumenta las pesadillas y mal sueño, cambios de humor y eleva la frecuencia cardíaca y la presión arterial, provocando a la vez insomnio, alucinaciones, ansiedad, pánico, perdida de peso o ganancia de peso (extremos), espasmos o calambres musculares y convulsiones.

Todas las benzodiazepinas producen los mismos daños.
Junto al Rivotril o Klonopin, otras benzodiazepinas ocupan los primeros puestos de venta en el mundo: Diazepam (Valium), Temazepam, Alprazolam (Xanax) y Lorazepam.

Como miente la prensa medica

Las revistas especializadas en psiquiatría mienten y mienten y mienten. Esto es sabido desde hace al menos 50 años, cuando pudo observarse la presión invasora de las compañías farmacéuticas en publicaciones medicas. En 2008, el New York Times informó que gran cantidad de los artículos firmados y publicados en paginas de revistas de psiquiatría, fueron creados por escritores independientes (freelance) sin conocimientos sobre medicina. Estos artículos fueron avalados por médicos cooperantes e investigadores para crear una ilusión a favor de las drogas mediante falsa imparcialidad. Cada articulo fue financiado, por supuesto, por las compañías que fabrican los medicamentos.

Celeste Fassbinder
FUENTE BWN Argentina

No se admiten más comentarios