PRONÓSTICO ASTROMETEOROLÓGICO 21 de mayo al 5 de junio

Ya que los meteorólogos ortodoxos dan por terminada la racha de lluvias generalizadas en nuestra península y los heterodoxos creemos que las puertas de la lluvia se cierran coincidiendo con la entrada de Venus en Tauro el día 29 (tal y como ya pronostiqué en este mismo grupo el 23 de marzo)
Quedamos a la espera de observar cómo se van configurando los mapas del tiempo en el entorno del 25 de abril (las cabañuelas de san Marcos) es decir, entre el día 23 y el 28 de abril, ya que es habitual que la tendencia meteorológica que se instale esos días tenga tendencia a permanecer durante mucho tiempo y por tanto esa temperie marcará la meteorología de la primera quincena del mes de mayo.
Con toda cautela y para mucho más adelante, observamos que la luna llena del 21 de mayo, Venus y Marte (en un círculo verde en la figura) volverían a abrir “las puertas de la lluvia” sobre la península ibérica, así como también Mercurio y Júpiter (en un recuadro rosa en la figura) se ocuparán de mover “las puertas de los vientos”. Es decir que, con todas las precauciones, creemos que de nuevo se producirían lluvias significativas y cambios muy importantes ya en la dirección de los vientos en superficie o ya importantes movimientos de las masas de aire en niveles altos de la atmósfera. Si tenemos en cuenta que la presencia de Saturno en el Ascendente del plenilunio suele coincidir con que las temperaturas de esos días sean “anormales” para la época del año, podríamos pensar en un descuelgue de masas frías que choquen con el calor acumulado.
Como, además, en el momento de la luna llena, el planeta Marte se hallará en estrecha conjunción con la Luna, y en su posición astronómica más cercana a la Tierra, los fenómenos meteorológicos que se produzcan ésa semana serían de carácter “repentino” y/o “violento”, algo muy compatible con tormentas e importantes desplomes de precipitación propios de la primavera que podrían venir acompañados de granizo –por el contacto de Saturno –el señor del frío- con Mercurio.
Pero no termina ahí el asunto, ya que la figura del creciente lunar del día 29 de mayo indica mucha inestabilidad: se abren todas las puertas del cielo (las de las aguas –aspecto Venus.Marte- , las de los vientos –aspecto Mercurio.Júpiter- y las del cambio meteorológico estacional -aspecto Saturno.luminares-). Con la presencia de Venus en el meridiano superior, hemos de esperar de nuevo mucha humedad, una situación atmosférica muy propicia a las lluvias. Mientras que las posiciones respectivas de Júpiter (apareciendo por el horizonte Este) y de Saturno (en el meridiano inferior) indicarían de nuevo movimientos importantes de las masas de aire en altura y probablemente, acompañadas de un anormal comportamiento de las temperaturas, que opino que sería de descenso en las mismas, que -por la posición de Saturno en el meridiano inferior- habrían de ser más frescas de lo que es habitual a estas alturas del año.

Adela Ferrer astróloga

str

Comentarios cerrados.