Las Runas y sus distintas variaciones

La sabiduría rúnica se puede observar desde un punto de vista simbólico, esotérico, mágico e iniciático aunque en primer medida se reseñan algunos datos históricos y arqueológicos en relación a los diferentes “futhark” o alfabetos/sistemas rúnicos de más de 3.000 años.

Guido Von List afirmaba en su libro “EL SECRETO DE LAS RUNAS” que en los tiempos primordiales, muchos siglos antes del advenimiento del cristianismo la serie rúnica original de los pueblos indogermánicos consistía de 16 símbolos. Se podría considerar que ésta serie estaba conformada, por lo que varios escritores denominan, como ideografías o glyfos rúnicos cuyo conocimiento se conservó durante las edades del cobre y del bronce. En aquella época las runas hacían referencia principalmente a un significado oculto y gnóstico, y estás eran usadas con fines mágicos, rituales y adivinatorios.

Posteriormente, al incrementarse el contacto entre las tribus germánicas con las civilizaciones mediterráneas la serie rúnica se amplió progresivamente hasta alcanzar el número de 24 símbolos, los cuales adquirieron ya un uso más definido a nivel lingüístico y fonético de utilización profana simultáneo a un uso y significado secreto sólo conocido por algunos grupos de iniciados.

Esta serie de 24 símbolos es la que se conoce actualmente como el Futhark Antiguo y fue comúnmente utilizado entre el siglo II A.C. hasta el Siglo VIII D.C. Es curioso que en muchos niveles de investigación académica se lo considere a éste Futhark como el más antiguo cronológicamente hablando y por lo tanto se deduce como el más primario y original. Sin embargo estos investigadores no tienen en cuenta el hecho de que el no haber encontrado artefactos de piedra o metal tallados con series rúnicas completas anteriores al siglo II A.C. no significa necesariamente que éstas no existieran como una tradición iniciática para un reducido grupo de una raza en la cual el desarrollo de la escritura masiva no constituyera el eje de su existencia.

Según esto, al ver el desenvolvimiento histórico-cultural que han tenido las runas se nos dificulta apreciar al Futhark Antiguo como el único y más original de los sistemas rúnicos y más aún entender a sus subsiguientes variaciones como tradiciones menos “puras” debido al simple factor de cronología temporal.

En la concepción histórica y esotérica difundida en la actualidad se supone que la serie original Antigua tuvo 24 runas y la variación y derivación  se habría dado desde el comienzo de la edad media, obteniendo una nueva serie rúnica: La anglosajona y de norteumbria compuesta por 34 runas en total, llamando a este nuevo sistema como el Futhorc Moderno.
Así queda conformado el juego completo de runas con las antiguas y modernas:

image001

Pedro Á. Noguera
Vitki. Astrólogo.  Numerólogo. Cartomante.
www.estudiosdelalma.com.ar

Comentarios cerrados.