29/9 Arcangel San Gabriel: Patrono de la comunicación

San Gabriel significa “Fortaleza de Dios”. junto con los arcángeles Miguel y Rafael,
se celebra el 29 de septiembre.Aparece en las pinturas antiguas
arrodillado frente a la Virgen María y ofreciéndole un lirio.

El arcángel Gabriel, patrón de la comunicación  en todas sus formas.

 

EL ARCÁNGEL GABRIEL Y EL CRISTIANISMO


Gabriel, junto a Miguel y Gabriel, es uno de los tres arcángeles que la Iglesia Católica admite de manera oficial debido a que se encuentra en la Biblia: en el Evangelio de Lucas y en el Evangelio de Mateo, además de en el Libro de Daniel. Se lo ve como El Arcángel Mensajero y como un arcángel ligado al misterio de la Anunciación, la Pureza y la Resurrección. Oficialmente, se le ha proclamado “patrono de los comunicadores” debido a su papel de mensajero celestial.
Semejantes son los casos de la Iglesia Ortodoxa y de la mayoría de iglesias protestantes, siendo Gabriel reconocido por ambas partes.

 

 

EL ARCÁNGEL GABRIEL EN EL JUDAÍSMO

 

 

En la tradición judía, se dice que Gabriel está a cargo del tesoro celestial.

En el Libro de Enoc, este arcángel es presentado como uno de los cuatro espíritus que están a los cuatro lados del trono de Dios, estando Miguel a la derecha y Gabriel a la izquierda de Dios, quien está en el centro. Otra cosa que ilustra su importancia es que, de entre los tres ángeles que se le aparecieron a Abraham, Gabriel era presentado como el segundo más importante, ya que Miguel estaba en el centro, Rafael a la izquierda de Miguel y él a su derecha.

 

EL ARCÁNGEL GABRIEL EN EL ISLAM

También es mencionado en el Talmud. Uno de sus papeles más importantes, además de la Anunciación, es el de haber dictado el Corán a Mahoma.
En el Islam se cree que Gabriel (“Yibril”) reveló el Corán al profeta Mahoma y que fue designado para llevar a los profetas los mensajes de sus obligaciones.

Su importancia es tan elevada que, además de ser “El Espíritu de la Verdad”, es el jefe de los cuatro ángeles favoritos de Alá. Tan grande es el respeto que se le tributa que, cuando una persona menciona su nombre, debe decir “la paz sea con él”, tal y como se hace cuando se menciona el nombre de Mahoma o de otro gran profeta.


Atributos
Su función es la de ser el Arcángel Mensajero, el gran comunicador de El Altísimo
Su imagen representa pureza y la anuncia por medio de su vestimenta blanca, un lirio o varios lirios en las manos y aspecto andrógino y delicado.
La flor que entrega a María representa pureza, virginidad, inocencia, amor y armonía, las virtudes que encarnan tanto el arcángel Gabriel como la Virgen María.
Cuando su ropa es blanca, comunica transparencia y limpieza de espíritu, cualidades importantes a la hora de comunicarse a nivel espiritual. Ambas representan comunicación impecable mediante el espíritu.
Se dice que el arcángel Gabriel tocará la trompeta el día del Juicio Final para despertar las almas que estén dormidas. A veces este papel se le asigna también al arcángel Miguel, pero en el arte y la literatura el encargado de tocar la trompeta es casi siempre el arcángel Gabriel.
Se dice que el arcángel Gabriel inspira a los artistas, cantantes, bailarines, poetas, escritores y todo tipo de creadores por ser seres humanos que cultivan la pureza. Por eso se le representa muchas veces con un pergamino o una pluma en la mano.
El arcángel Gabriel les imparte la habilidad para la comunicación.


 

ROMANTICA APARICION

Pero más llamativa aún resulta la aparición del arcángel Gabriel que William Blake, pintor y poeta del Romanticismo, anotó en su diario.
Según cuenta, se le había encargado pintar un ángel y, en medio de las dificultades que estaba teniendo, Blake se preguntó:
“¿Quién puede dibujar un ángel?”.

Fue entonces que una voz le respondió: “Miguel Ángel podía”.
Asombrado, Blake miró a su alrededor pero no había absolutamente nadie. “¿Cómo lo sabes?” preguntó Blake tras recuperar la compostura. Respondió entonces aquella extraña voz: “Lo sé porque me senté para él. Yo soy el arcángel Gabriel”.

Blake no daba crédito a lo que oía, era una respuesta demasiado desconcertante; no obstante y siendo como era un hombre de aguda inteligencia, el pintor rápidamente intuyó la posibilidad de que un espíritu maligno o burlón se estuviese haciendo pasar por el arcángel.
Escéptico, Blake pidió a la voz que diese alguna muestra de que en efecto era un ser divino.
“¿Puede un espíritu maligno hacer esto?”, contestó la voz a la par que, de la nada, aparecieron dos grandes alas de hermosa luz…eran las alas de una presencia angelical.

Cuenta Blake que luego la figura angelical empezó a crecer y siguió creciendo hasta que el techo del estudio se abrió (sin que le pasara nada a Blake) y entonces el lumínico ser llegó hasta el cielo.

Blake no dejó muchos detalles sobre la figura en su diario, o simplemente no pudo ya que la naturaleza de lo sucedido daba cuenta de un ser cuyas formas eran difíciles de precisar. Sin embargo no le quedó duda alguna que, por la gloria y todo lo demás que ese ser transmitía, debía tratarse definitivamente del arcángel Gabriel.

 

Comentarios cerrados.