EL YOGA Y LA CALIDAD DE VIDA

>> Click para leer en Ser Azul Revista Holistica Digital 

Desde los albores de la civilización ha existido en el ser humano el interés por gozar de una vida próspera y placentera. Sin embargo, es muy difícil determinar cuál es el verdadero significado de este deseo y de qué manera podemos satisfacerlo.

En el siglo veinte, a partir de la década del sesenta, comenzó a cobrar peso y popularidad, en la comunidad científica internacional, la expresión “Calidad de Vida” (CV), hasta convertirse hoy en un concepto utilizado en muchas disciplinas, tales como la educación, la medicina, la psicología, la sociología, la economía, la política, etc. Uno de los disparadores de este profundo interés acerca del bienestar humano fue la evidencia de los efectos negativos del desarrollo industrial, que se disparó en Europa y América a mediados del siglo veinte.

En la actualidad existen varias definiciones de CV. Según la Organización Mundial de la Salud:
“La calidad de vida es la percepción que un individuo tiene de su lugar en la existencia, en el contexto de la cultura y del sistema de valores en los que vive y en relación con sus objetivos, sus expectativas, sus normas, sus inquietudes. Se trata de un concepto muy amplio que está influido de modo complejo por la salud física del sujeto, su estado psicológico, su nivel de independencia, sus relaciones sociales, así como su relación con los elementos esenciales de su entorno” (OMS – 1994).
Un aspecto importante de esta definición, en el que coinciden la mayoría de los especialistas, es que nuestra calidad de vida dependeprincipalmente de la percepción personal que cada uno tiene de su propia situación vital, y no de lo que nuestra educación o los medios de comunicación nos dicen que “debería” ser.
Por ejemplo, la esperanza de vida mundial a comienzos del siglo diecinueve era entre treinta y cuarenta años, mientras que en la actualidad es de sesenta y siete años. Sin embargo, este logro del ser humano, en cuanto al incremento de años vividos, no se ve reflejado en un aumento proporcional del bienestar mental y emocional de la mayoría de las personas.
Por más que recibamos constantemente mensajes externos diciendo que “debemos” sentirnos felices con una vida más larga y con las comodidades, lujos y placeres que nos brindan el dinero y la tecnología moderna, nuestra percepción nos dice otra cosa.
En definitiva, nuestra calidad de vida no mejoró junto con el progreso material y, en muchos casos, se deterioró sensiblemente.
Según la psicología del yoga, esta contradicción se debe a que el progreso material unilateral, junto con los mecanismos sociales que lo sostienen, nos han conducido a buscar el bienestar y la felicidad por caminos equivocados, caminos que finalmente nos llevan a la decepción, la frustración y el sufrimiento; en síntesis, a una mala calidad de vida.
“Sukhánuraktihparamájaiviivrittih”, este aforismo yoga en sánscrito dice que la búsqueda de la felicidad es la principal característica de la mente humana. Pero los seres humanos no podemos lograr la felicidad satisfaciendo solamente nuestras necesidades básicas para la supervivencia: comer, dormir, procrearnos y protegemos .

No importa en qué medida lo hagamos: podemos comer en un plato de oro el más exótico y costoso de los manjares, dormir con sábanas de seda en la más lujosa habitación , tener muchos hijos y vivir en un palacio, pero nada de eso satisfará nuestro deseo de felicidad y paz.Ese deseo es esencialmente infinito, ya que proviene de lo más elevado de nuestra conciencia y no de nuestro cuerpo ni de nuestras emociones.
“Sukhamanantamánandam”, aquí el yoga dice que la felicidad sin límites es “ánanda”, un estado de paz interior proveniente de lo más profundo de nuestro ser, no afectado por las condiciones externas.
El yoga enseña que la vida material es importante y que debemos atender nuestras responsabilidadesy lograr un equilibrio apropiado con nuestro entorno y con la sociedad. Pero eso no basta para obtener “ánanda”, la verdadera felicidad que estamos buscando, consciente o inconscientemente. “Yoga” significa “unificación”, y tomado en su totalidad es un sistema integral y un estilo de vida que nos conduce hacia la re-unión y la integración, comenzando porlas áreas física, mental y social.
Finalmente, el camino del yoga nos lleva a la reunificación de nuestra conciencia individual con la conciencia infinita y universal, no en el cielo ni en un paraíso, sino en nuestro interior. Esto equivale a una reconexión con la fuente original de la paz y la felicidad que buscamos permanentemente.
Al trabajar metódica y equilibradamente para nuestro progreso y armonía física, mental, emocional, socialy espiritual, el yoga es un medio seguro para lograr una calidad de vida superior y satisfactoria.
Esto nos convertirá en seres humanos más felices y benevolentes, capaces de trabajar no solamente para nuestro bienestar, sino también para el bienestar de la sociedad y del planeta en su totalidad.

 

José Luis Ferrero
Presidente de la Sociedad de Yoga Ananda Marga de Argentina.
Dir. de Sede Ananda Marga en Cba.
Cofundador, coordinador y docente de AYAM, Academia de Yoga de Ananda Marga.
Miembro del Foro Internacional para la traducción de la obra de Shrii Shrii Ánandamúrti.
www.academiaanandamarga.org.ar

Deja un comentario